6 de 100: Niall - ¡Te encontré!




Hace varias semanas que sueño con una mirada, unos ojos profundos verdes esmeraldas que parecen querer decirme algo y no logro entenderlos y al despertar tengo una sensación de paz. Cada noche me propongo que si vuelvo a soñar, no me fijaré solo en los ojos, tiene que haber algo más, una sonrisa, una cara ¡alguien! 
Pero es inútil, sólo sueño con ellos!

Unos ojos.
Unos ojos profundos. 
Unos ojos verdes esmeraldas.

Al despertar me sentía confuso y sentí como el hormigueo de las piernas habían vuelto después de semanas sin tenerlos y la migraña amenazaba con su presencia insistente.

No iba a ser un buen día.

¡Cómo incapacita el dolor y el malestar! y lo curioso es que cuando estoy bien no lo agradezco, sólo en los momentos de dolor, de angustia y desesperación es cuando agradezco vivir sin dolores el 40% de mi vida.

Así que ayer decidí tomar el control y no volverme loco ni paranoico, cogí mi guitarra y me fui a domar a mi dolor, a mis miedos.

De nada sirve quedarme en la furgoneta lamentándome, es inútil quererme arrancar las rastas de cuajo, y es absurdo que esté tumbado dándome golpes en las piernas para ver si reaccionan.

 Y sé que mis mejores medicinas son la música, la calle y las personas.

Al salir vi que el cielo estaba como mi estado de ánimo, así que anduve despacio directo al cruce de Grafton Street.

Desenfundar la guitarra hace que sonría automáticamente, me la colgué, comprobé la afinación, miré a las personas que pasaban, me presenté y empecé el espectáculo!

La primera canción fe Fly away with me de Tom Walker

Unas chicas se pararon y me sonreían

If the streets could talk they'd tell a story or two

Si las calles pudieran hablar contarían una historia o dos

Un señor negó con la cabeza al verme y pasó de largo
Y unos niños se pusieron a bailar a mi alrededor

So come on fly away with me
To a place where we could be anyone we wanna be

Así que ven, vuela lejos conmigo
a un lugar donde podamos ser lo que queramos ser

Es maravilloso el poder de la música.
Es capaz de unir a personas que están por la calle que ni apenas se miran y de repente una canción las conecta.

Y sienten.
Y me hacen sentir.

Seguí tocando durante horas, las personas iban y venían, sorniendo, tarareando conectando de alguna manera conmigo, formábamos un gran grupo vibrando con la música.

Y vi unos ojos.
Unos ojos verdes.
¡¡Mis ojos verdes esmeraldas!!

Acompañados por una preciosa chica que se acercaba curiosa sonriendo. Me puse nervioso y no sabía como reaccionar, no quería que esos preciosos ojos se fueran. ¡Tenía que hablar con ella!

Así que decidí cantarle

"You're beautiful it's true
  I saw your faces in a crowded place
And I don't know what to do
'Cause I'll never be with you" 

Eres hermosa de verdad, he visto tu cara en un lugar lleno de gente, y no sé que hacer porque nunca estaré contigo.

Y me miraba fijamente sonriendo, tenía que seguir cantando pero no quería que se me escapara.

Toqué un par de canciones más y para finalizar me arriesgué y le dediqué una canción. I'm Yours porque realmente ya era suyo!.

Sentí como todo desaparecía y solo estábamos nosotros dos, mi cuerpo temblaba, ansiaba acabar de cantar para decirle algo.
¡¡Menuda locura!! Me acababa de enamorar de una extraña.

Enamorar es poco.

Sentí que era mi alma gemela.

- Me llamo Niall y sé que eres mi alma gemela ¡Te invito a una pinta!- Le dije mientras lo demás aplaudían.

- Me llamo Miranda, te doy toda la razón y a la segunda pinta te invito yo!

Y fui el hombre más afortunado del mundo!

Después de esa gran conexión estuvimos toda la noche paseando, hablando y amándonos mucho.

Porque de alguna manera sé que me he reencontrado con un gran amor de otra vida.

Esta noche no he soñado con los ojos verdes, pero al despertar estaban a mi lado, mirándome con todo el amor y ternura del mundo.

-Niall-
6 de 100
100 Días Escribiendo
María CreeyCrea

Sí queréis leer como vivió este encuentro Miranda, lo podéis hacer aquí