Día 15 Cuentos para regalar




Feliz día 15!

La Navidad está cada vez más cerca y me encanta recordar las emociones que vivía de pequeña en estas fechas, todo era mágico, sorprendente y fascinante.

Me acuerdo cuando escribía la carta a los Reyes Magos a parte de juguetes ( Babyfever y todos sus complementos) me gustaba pedir libros, ya fueran cuentos, libros de aventuras, los del barco de vapor también me gustaban mucho.

De hecho, creo que regalar libros y cuentos es muy positivo porque te dan la oportunidad de vivir una historia increíble, conoces personajes interesantes, descubres otras realidades, en definitiva, el mundo se expande para ti.

Así que, hoy os quiero hablar de tres cuentos (que han sido Novedades de este año) y que pueden ser para niños/as de 0 a 99 años.

Los tres me llaman la atención pero las ilustraciones del primero son maravillosas!.

Aquí os los dejo, y si los habéis leído o vais a comprar alguno, dejármelo en comentarios, quiero saber vuestras opiniones ;)

Besazos y gracias por leerme!

María CreeyCrea



Había una vez una princesa... ¿una princesa? ¡¿Qué?! Había una vez niña que quería llegar hasta Marte. Érase una vez una mujer que se convirtió en una de las mejores tenistas del mundo y otra que descubrió cómo se da la metamorfosis de las mariposas. 

De Frida Kalo a Jane Goodall, de Coco Chanel a Nina Simone, de las hermanas Bronte a Marie Curie este libro narra las extraordinarias vidas de 100 mujeres valientes y, además, cuenta con las ilustraciones de 60 artistas de todo el mundo. 

Científicas, astronautas, levantadoras de pesas, juezas, chefs... cien ejemplos de determinación y audacia para las que sueñan en grande






A partir de los cuentos clásicos podemos conocer mucho sobre el comportamiento humano. Nuestros miedos, fantasías e ilusiones; los objetivos propuestos y logrados, y los retos y obstáculos a que tenemos que enfrentarnos. Jorge Bucay relata a los lectores, en un lenguaje moderno y lleno de magia, 15 cuentos e historias clásicos (El patito feo, La bella durmiente, La sirenita, etc.), con la moraleja tradicional y una nueva interpretación personal que va más lejos para ahondar en lo peor y lo mejor de nosotros y nuestros comportamientos.
Un libro lleno de enseñanzas para conocernos mejor, pero también una relectura deliciosa de los cuentos de  nuestra infancia con muchos datos curiosos sobre cómo surgió cada relato y se ha mantenido a lo largo del tiempo y en las diferentes culturas.




Historias que nos dejan sintiendo y pensando, que nos movilizarán y plantarán la semilla del pensamiento en cada uno. Estos cuentos nos dan perspectivas sobre lo profundo que no vemos de nosotros mismos y nos ofrecen posibles salidas. Historias sencillas, pero profundas, representadas en imágenes que parecen hechas para cada lector. Podemos decir que son espejos, unas veces de nosotros, otras de nuestros seres queridos, pero que nos permiten reflexionar. 

Las palabras fluyen y en su discurrir por nuestro cuerpo nos hacen llorar, reír, pensar, aprender y principalmente sentir. A veces se escapan del viento de nuestras bocas para plasmarse en una superficie y luego ser apropiadas en el aliento de un nuevo lector. Con otras, levantamos muros para que nada escape, para separar a nuestros semejantes y parecer correctos, invencibles o al menos intocables. Pero también, conforme a cómo las entretejamos, nos sirven exactamente para lo contrario, para poder introducirnos en el mundo de otro. Las palabras son flexibles y enigmáticas, nos pueden enseñar, enamorar, engañar, alienar, perseguir o acariciar. Dependiendo de las heredadas y de las formas de conjugarlas se pueden convertir en un puente hasta nuestro semejante. Y en el mismo se crea un camino para poder brindar y recibir.