Reseña: "Y las montañas hablaron" de Khaled Hosseini



Estoy feliz de poder reseñar este maravilloso libro, la verdad es que me ha parecido Espectacular!.

Así que os lo recomiendo muy mucho!.

El libro empieza así:

"Otoño de 1952.

Muy bien, si queréis una historia, os contaré una pero sólo una. Que ninguno de los dos me pida más. Ya es tarde, y tú y yo tenemos un largo día de viaje por delante, Pari. Esta noche tendrás que dormir. Y tú también, Abdulá. Cuento contigo, hijo, mientras tu hermana y yo estemos lejos. Y tu madre también. Vamos a ver. Una historia. Escuchadme los dos, escuchadme bien y no me interrumpáis."

La contra del libro dice:

La decisión de una humilde familia campesina de dar una hija en adopción a un matrimonio adinerado es el fundamento sobre el que Khaled Hosseini ha tejido este formidable tapiz en el que se entrelazan los destinos de varias generaciones y se exploran las infinitas formas en que el amor, el valor, la traición y el sacrificio desempeñan un papel determinante en la vida de las personas. La historia arranca  en una remota y desolada aldea de Afganistán, donde Sabur y su segunda mujer se enfrentan a condiciones precarias a la llegada de otro invierno implacable. Abdulá, el hijo mayor, de diez años, ha cuidado de su hermana Pari desde que que era pequeña, y ahora ambos escuchan cautivados la triste historia que les relata su padre antes de acostarlos, la víspera de iniciar un largo viaje que los conducirá hasta Kabul. Allí, en las bulliciosas calles de la capital, dará comienzo este fascinante itinerario que guiará al lector desde el otoño de 1952 hasta el presente, de Kabul a París, desde la isla griega de Tinos hasta San Francisco.

Ficha técnica:

Título original: And the Mountains Echoed 
Traducción del inglés: Patricia Antón de Vez y Rita da Costa  (¡Infinita gracias a las dos!)
Año de publicación: 2013
Editorial española: Salamandra, Colección "Letras de bolsillo".

 Páginas:382




¿Qué os vais a encontrar en esta novela?

El libro está dividido en 9 capítulos y está repleto de personajes ¡más de 40! y todos, absolutamente todos son importantes y tienen un papel de peso en la obra.
No es una historia ambientada sólo en Afganistán, si no que en París, San Francisco y la isla de Tinos (Grecia) también habrá unas historias muy potentes que nos atraparán y tendrán que ver de alguna manera u otra con la historia principal.

El libro comienza con dos hermanos Abdulá y Pari siendo niños, diez y tres años, viviremos toda su vida, ellos son los personajes principales, aunque a su vez hay otros principales también: el tío Nabil, Nila y el señor Markos Varvaris y estos serán desencadenantes de muchos sucesos.

Me fascinan todos los personajes, son reales, intensos, cada uno con sus miedos, sueños y superaciones, creo que todos son un gran acierto. Además me ha gustado reencontrarmelos por diferentes etapas de la historia.

Si es verdad que hay una historia que me ha sabido a poco y es la de la niña Roshi, me hubiera gustado que hubiera profundizado más en ella.

Me he enfadado en alguna ocasión, he llorado, he suspirado de emoción, he vuelto a llorar de felicidad... en definitiva he sentido. Y cuando un libro pellizca y te hace sentir quiere decir que es un buen libro.

Ya admiraba a Khaled Hosseini pero ahora muchísimo más.
Y me encanta, me fascina, me chifla los personajes femeninos que crea (los masculinos también) pero él siendo afgano da un poder a los femeninos que ya quisieran muchos escritores.

Pari, Nila, Odie, Parwana, Masuma, Amra, Roshi, Collette, Sultana, Pari ¡¡ Todas son grandes !! mujeres fuertes, valientes, luchadoras y decididas.
Todas tienen un papel importante en la historia directa o indirectamente. 

De verdad creo que es un gran libro que leer, de esos que pueden convertirse en lectura familiar, de los de leer en voz alta y compartir con quien quieres las historias de todos estos personajes, que sin duda, acabarán formando parte de la familia.

Hay pasajes crudos, de los que lees rápido para que pase pronto y hay otros que relees una y otra vez sin dejar de emocionarte.

Me es tremendamente complicado escribir esta reseña sin hacer ningún tipo de Spoiler, así que la voy a acabar con un trocito que me ha encantado.

"Cuando era niña, mi padre y yo teníamos un ritual nocturno. Después de rezar, me metía en la cama, me arropaba, se sentaba a mi lado y me quitaba los malos sueños de la cabeza pellizcándolos entre el índice y el pulgar. Sus dedos iban de mi frente a mis sienes, para luego buscar con paciencia detrás de las orejas y en la nuca, y con cada pesadilla que me arrancaba chasqueaba los labios, haciendo el ruido de una botella al descorcharse. Metía los malos sueños, uno por uno, en un saco invisible en su regazo y ataba su cordel con fuerza. Entonces hurgaba en el aire en busca de sueños felices con que reemplazar los que me había quitado. Yo lo observaba ladear un poco la cabeza, con el cejo fruncido y los ojos moviéndose de aquí para allá como si tratara de oír una música distante, y contenía el aliento, esperando el instante en que esbozaría una sonrisa, canturrearía "ah, aquí hay uno" y ahuecaría las manos para dejar que el sueño le aterrizara en las palmas como un pétalo que caía caracoleando de un árbol. Y entonces, suavemente, pues mi padre decía que todas las cosas buenas de la vida son frágiles y se quiebran con facilidad, alzaba las manos y me frotaba la frente con las palmas para meterme la felicidad en la cabeza.
- ¿Qué voy a soñar esta noche, baba?- quería saber yo.
-Ah, esta noche... Verás, esta noche es especial- Contestaba siempre antes de contármelo".

¡Animaros a leerlo, no os defraudará!

Mi puntuación sería 9.5 de 10 (¡¡¡Me he quedado con ganas de mucho más!!!)

Si lo habéis leído ¿Qué os pareció? y si no ¿Os apetece leerlo?.

Os leo en los comentarios y si tenéis blog dejarme el enlace para que os visite!.

María CreeyCrea